domingo, 25 de septiembre de 2016

Galería de Seres Desordenados - Virginia Rodríguez Herrero

Sinopsis:

Ordenar, desordenar, buscar, descubrir, sorprenderse... Pirañas vegetarianas, pompas de jabón con vértigo, granos de café que hacen yoga,... Esta Galería de Seres Desordenados no es caótica. Prueba a dar un par de palmadas y verás que aunque no hagan fila en silencio, el corro, la torre o el zig-zag también sirven para encontrar un lugar donde quedarse. Porque, ¿quién no se ha sentido alguna vez diferente?

Valoración personal:

Hoy vengo con mi primera reseña infantil. Tenía yo ganas de hacer una, porque mi meta en este blog es hacerlo para todas las edades, así que hoy bajo un escalón en cuanto a madurez para disfrutar de un libro infantil. En esta ocasión, gracias a la Editorial Babidi-bú, que me ha proporcionado el ejemplar, me adentro en una galería de seres desordenados.

"Almohada: Cuando las personas se despiertan, yo me acuesto a dormir para soñar con la mejor decisión."

Nada más abrir el libro nos encontramos con muchos colores y unas letras muy bonitas y divertidas, que me recordaron a mi infancia cuando leía Kika Superbruja o Gerónimo Stilton. ¿Os acordáis cuando las letras del libro se torcían o se ponían en distinto color o tipografía? Era muy chulo leer eso. Me ha encantado que el libro mantenga esa tradición que me recuerda a mi niñez.

Hay que hacer una digna mención a los chistes que están presentes en todo el libro. Lo pretende hacer gracioso y divertido, y lo consigue. Yo me he reído, y mucho jajaja. Un ejemplo de los tipos de chistes que podéis encontrar aquí es el de la bombilla con pocas luces, que no es que esté confundida, es que a veces se le enredan las ideas. Venga, lectorcillo, puedes reírte. Si lo estás deseando. Y si no lo has entendido, vuélvelo a leer.

A lo mejor esto no lo entienden algunos niños de 7 años, pero desde luego de 9 años sí que lo entenderán a las mil maravillas. Aunque a nosotros, los más mayores, nos haya costado un poco.

"Paraguas: en cuanto salga una plaza para sombrilla, me apunto."

Básicamente es una historia sobre distintos animales, objetos, alimentos,... que son diferente a lo que debe de ser su especie, su "grupo social". No puedo explicarlo mejor que con ejemplos: una abeja reina republicana, unos calcetines que quieren ser marionetas, un paraguas con gripe, un elefante que no se balanceaba sobre la tela de una araña,... Algo totalmente poco común entre su raza o especie.

De todos esos "problemas" se extrae una solución: como por ejemplo, tunear los calcetines o pasarse a ser sombrilla en el caso del paraguas con gripe. Y como conclusión (o moraleja) extraemos que no es malo ser diferente, que hay que actuar en consecuencia y ser felices con lo que tenemos, aunque el camino para obtener la felicidad no sea el tradicional.

El libro está recomendado para niños de entre 7 y 9 años. Yo he aprovechado esta franja de edad y lo he leído con mi sobrino, que tiene 9 años. Los dibujos les ha encantado, eran acordes a su edad y sin demasiadas complicaciones. Algunas de las anécdotas no las ha entendido, ya sea por falta de conocimiento o por lo que sea. Pero después de explicárselo, se reía a carcajadas. Ha sido ideal para un buen rato de risas y complicidad familiar. 

"Ordenar es poner las cosas en su sitio.
Su sitio es allí donde deben estar."

9 comentarios:

  1. Los libros infantiles siempre deben mantener la ilusión de los niños y sus ganas de seguir soñando. Es genial que aún se publiquen estos libros y sigan teniendo una base acorde con la niñez que todos debían tener.
    Muy buena reseña.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. A veces los libros infantiles guardan detalles que solo cuando somos más adultos sabemos enforcar y descubrir y eso los hace más maravillosos aún si cabe.
    Me ha gustado mucho tu reseña, un saludo😘

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, pero por la sinopsis y tu reseña, tiene pinta de ser un libro muy cuqui y acorde con la edad de los niños que lo consumen :D

    ResponderEliminar
  4. No tenía ni idea de libro aunque no se porque me hago la sorprendida si no estoy metida en ese género😂 Confieso que he tenido que leer otra vez el chiste de la bombilla, pobre de mi. Me resulta un libro bastante interesante. Muy buena reseña👏🏼

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Los libros infantiles siempre guarda enseñanzas que ayudan a los niños a crecer, me ha encantado la reseña.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    compartir la lectura con un niño, ¿hay algo más bonito que eso? Yo estoy deseando que nazca mi sobrino y crezca un poco para cómprale libros!!
    Una reseña genial :D

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    compartir la lectura con un niño, ¿hay algo más bonito que eso? Yo estoy deseando que nazca mi sobrino y crezca un poco para cómprale libros!!
    Una reseña genial :D

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! La verdad es que creo que es muy importante que los libros infantiles mantengan el interés y la curiosidad y les hagan pasar un buen rato, porque al fin y al cabo esas lecturas son los que les marcarán y formarán como personas. Creo que muchos de los adolescentes y adultos que hoy en día dicen que no les gusta leer es precisamente porque no encontraron un libro que les motivase.

    Me ha gustado mucho la reseña :)

    Un besoo

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar mi blog! Espero verte más por aquí :)

En este blog puedes encontrar...