martes, 16 de mayo de 2017

#124 El día que sueñes con flores salvajes - Dulcinea

Título:  El  día  que  sueñes  con  flores  salvajes
Autora:  Dulcinea  (Paola  Calasanz) 
Editorial:  Roca
Género:  romántica
Año de  publicación:  2017
Páginas:  272
ISBN:  9788416700875 
PVP:  17'90€ 

Sinopsis:
Flor es  una  fotógrafa  de  éxito  española  que  vive  en Nueva  York, con una  vida  envidiable,  lujos, viajes  y un novio guapo  y rico con  el  que  se  va  a  casar.  A  pesar de  su naturaleza  indomable,  Flor goza  de  una  vida  estable  que  cree  la  hace  feliz  hasta  el  día  que  se  cruza  con Jake. Jake  es  el  novio de  una  de  las  bodas  que  Flor  tiene  que  retratar.  Flor jamás  acepta  bodas  que  no sean de  la  élite  de  Nueva  York pero,  por suerte, desgracia  o llamémosle  destino,  acepta  el  encargo. La boda  tiene  lugar en  el  estado  de  Tennesse,  una  boda  que  hará  cambiar el  curso de  su vida.  A  través de  los  ojos  de  Jake, Flor aprenderá  que  la  vida  es  algo  más  que  el  éxito,  el  qué  dirán, o la  impostura que  muchos  transmiten a  través  de  las  redes  sociales.

Opinión  personal:
¡Buenos  días, lectorcillos!

Nuevamente  estoy por aquí  con  una  reseña  de  un libro romántico  (valga  la  variedad, señores). En este  caso se  trata  del  debut  literario de  Paola  Calasanz,  más  conocida  en Instagram  (dulcineastudios) y en  YouTube  como  Dulcinea.  Cuando me  enteré  que  la  autora  era  YouTuber me  vine  abajo.  A  ver, no me  malinterpretéis.  Solo  es  que  no he  tenido  muy buena  experiencia  leyendo  libros  de  gente famoseta.  Y  esto olía  a  que  la  habían fichado por su influencia.  De  manera  que  fue  toda  una sorpresa  que, al  cotillearle  las  redes  sociales, descubriera  que  Dulcinea  es  directora  de  arte,  que  sus fotos  son artísticas  y,  lo más  importante  y el  motivo  por el  que  se  ganó  mi  favor:  es  una  activa colaboradora  con la  Reserva  Wild  Forest,  un lugar de  acogimiento  de  animales  salvajes. Y  ese  amor por los  animales, Dulcinea  nos  lo  plasma  con total  pasión en  Siempre  que  sueñes  con flores salvajes.

Os  pongo en situación:  Flora  es  una  importante  fotógrafa  de  Nueva  York, adicta  a  Instagram  y a  las RRSS, con un novio perfecto, una  casa  perfecta, una  vida  perfecta.  Un día  le  llega  un encargo muy especial  por parte  de  una  fan:  ser la  fotógrafa  oficial  de  su boda.  Flora  acepta  al  instante,  pero hay un detalle  que  a  ella  le  irrita  un poco – al  principio,  claro -:  la  boda  se  celebra  en  Tennesse  (¿se escribe  así?),  en una  granja.  Al  llegar a  la  casa  de  su clienta, siente  una  atracción inmediata  del novio,  Jake, que, al  parecer,  es  mutua.  Y  es  que  a  Jake  no se  le  ve  especialmente  entusiasmado por casarse.  A  ver,  ellos  habían  sido novios  desde  chicos,  por tanto  era  más  “obligación”  que  otra  cosa. Pero entre  ambos  existe  una  discrepancia  que  es  prácticamente  insalvable:  Jake  es  vegano 100%, mientras  que  su prometida,  no lo es  (el  banquete  de  bodas  será  un problema). Durante  su estancia  en Tennesse, Flora  descubrirá  la  verdad sobre  la  alimentación  cárnica,  conectará  con la  naturaleza, y tomará  la  decisión  más  importante  de  su vida:  hacer  la  vista  gorda  de  todo  lo que  ha  descubierto en ese  viaje,  incluyendo  al  posible  amor  de  su vida, o luchar  por lo que  siente.

Para  empezar, me  gustaría  agradecer  a  Roca  Editorial  el  hacerme  llegar un ejemplar.  ¡Ha  sido una experiencia  muy  buena! Lectorcillos, mirad qué  portada. ¿No es, sencillamente,  maravillosa?  Es preciosa, sí, y mucho.  Y  además, el  ejemplar  es  de  tapa  dura. Es  una  maravilla  para  el  tacto y para  la vista. 

La  pluma  de  la  autora  es  muy  contradictoria:  en  ocasiones  parece  que  Dulcinea  es  un prodigio  en la narración, un diamante  en bruto  que  hay que  explotar. Esto se  nota,  sobre  todo, cuando  habla  de  la naturaleza, del  veganismo  y de  conectar con lo  que  te  rodea. Se  nota  que  estos  son temas  que  los apasiona, los  vive,  y los  siente. Pero, otras  veces, sobre  todo en  lo relativo a  la  historia  de  amor entre  Jake  y Flora,  parece  una  primeriza.  Y  probablemente  así  lo sea. Pero bueno, para  ser un libro escrito por una  “novata”,  está  bastante  bien.  Me  ha  faltado, quizá, un poco el  factor  enganche.  Ha sido un libro  que  he  tenido que  leerme  a  trozos.

Lo  importante  de  este  libro  es  la  manera  en  la  que  nos  abre  los  ojos.  Todos  podemos  sentir  lo que siente  Flora. Me  explico:  siempre  me  he  preguntado qué  mantiene  la  fuerza  de  voluntad  de  los veganos  y vegetarianos  para  no comer carne  (también es  que  soy una  gorda  de  manual, pero bueno), y por fin  he  hallado la  respuesta. No os  la  voy a  decir, claro. Para  eso tenéis  que  leerlo. Os  puedo decir, eso sí, que  se  reflexiona  seriamente  sobre  el  valor  de  la  vida,  animal  y humana, sobre  la importancia  de  la  naturaleza  y de  nuestra  sintonía  con ella, y sobre  la  necesidad  de  vivir  el  presente sin preocuparnos  en exceso por el  futuro.

Directamente  relacionado con lo  anterior  están las  maravillosas  descripciones  de  la  naturaleza  que hace  Dulcinea:  normalmente,  las  descripciones  son algo que  suelo  leer por encima,  porque  me parece  la  forma  más  fácil  de  relleno y ya  sabéis  de  mi  aversión al  relleno.  No obstante, en  esta ocasión,  leer  las  descripciones  era  tan  necesario  como  entender  la  historia. Si  no más.  Y  lo  describe de  manera  que  no te  cansas. 

Si  buscamos  en Instagram  la  Reserva  Wild  Forest,  o el  propio perfil  de  la  autora, encontramos numerosas  fotografías  IMPRESIONANTES  sobre  la  labor  que  realizan.  Como el  libro está inspirado  en esa  Reserva,  puedes  imaginar cómo  es  la  vida  allí.  Y  si  a  eso le  añades  el  booktrailer (rodado  por la  propia  autora,  que  es  directora  de  arte), el  cual  es  hermosísimo, comprendes  mejor la historia. Su esencia.

El  final  es  un final  esperado, justamente  lo que  yo pensaba  que  iba  a  ocurrir.  Ahora, es desconcertante  por cómo  se  desarrollan  los  sucesos  que  desencadenan  un desenlace  más  que perfecto y satisfactorio  para  lectores  exigentes.

En  definitiva, es  un libro lo suficientemente  entretenido  para  las  tardes  de  lluvia  y café. Recomendado  a  los  enamorados  de  la  naturaleza:  sentiréis  la  conexión.

martes, 9 de mayo de 2017

#123 Siempre será diciembre - Wendy Davies

Título:  Siempre  será  diciembre 
Autora:  Wendy  Davies
Editorial:  SM 
Género:  Juvenil
Año de publicación:  2017
Páginas:  312
ISBN: 9788467591996
PVP: 11'95€

Sinopsis:
Sam  ha  muerto.  El  mar  se  llevó  sus  secretos  y  ahora  solo  quedan  mentiras  y  esa  sensación de  ahogo  que  todo  lo  envuelve.  Samantha  no  es  ella  misma.  Jay  no  sabe  lo  que  hizo.  Todos tienen  algo  que  ocultar  y  cada  día  que  pasa  es  una  cuenta  atrás.  Mañana  quizá  sea  tarde. 

Opinión  personal:

¡Buenos  días,  lectorcillos! Estoy  muy  feliz  de  traeros  hoy  la  reseña  de  este  libro  que  me  dejó  espatarrada  en  la  bañera y  con  el  c***o  fuera.  No  soy  de  llorar  con  libros,  lo  sabéis.  Pero  cuando  te  presentan  un libro  que  supera  todas  tus  expectativas,  los  personajes  se  meten  tanto  en  ti  y  tiene  un final  tan  simple  pero  directo,  es  imposible  no  soltar  unas  cuantas  lágrimas  y  pensar  “¡¿Por qué,  oh  Dios  todopoderoso,  por  qué  me  haces  esto?!”.  Siempre  será  diciembre  NO  es  un libro  de  cáncer,  ni  de  muertes  (aunque  está  muy  presente  en  el  libro,  ahora  os  contaré cómo),  ni  de  enfermedades  o  minusválidos.  No.  Es  una  historia  sobre  dos  chicos  y una  chica,  y  cómo  sus  vidas  están  llenas  de  secretos  sin  que  ninguno  sospeche de  los  otros.  E  incluso  de  secretos  de  los  que  ni  siquiera  son  conscientes.

Os  pongo  en  situación:  Sam  Flynn,  en  una  misteriosa  noche,  apareció  muerto  tras  caer desde  un  acantilado  y  golpearse  con  unas  rocas.  Su  mejor  amigo,  Jayden,  estaba  con  él  esa noche.  Pero  Jay  estaba  borracho,  y   no  recuerda  nada  de  aquella  noche,  salvo  que discutieron  por  algo  y  que  no  pudo  salvarle.  A  consecuencia  de  ello,  todos  piensan  que  él  lo empujó.  Y  ni  siquiera  Jay  puede  negarlo,  porque  no  lo  sabe.  Pero  a  Jay  le  quedan  menos  de dos  meses  para  irse  a  la  universidad,  así  que  solo  tiene  que  soportar  la  culpabilidad  y  las miradas  de  odio  de  sus  vecinos  durante  un  tiempo.  No  obstante,   el  dolor  de  la inconsciencia,  de  que  la  probabilidad  de  que  él  lo  matase,  ahí  está.  Y  sufre  cada vez  que  lo  piensa.

Por  otro  lado  pero  inevitablemente  conectado  a  Jay,  se  encuentra  la  hermana  gemela  de Sam:  Samantha  (sí,  originalidad  paterna  a  full).  Ella  se  encuentra  igual  de  devastada  por la  muerte  de  su  hermano  como  Jay.  Su  relación  con  Sam  era  de  amor-odio.  Él  era  un capullo  integral  con  ella.  La  odiaba  a  muerte,  y  ese  odio  era  mutuo.  O,  al  menos,  eso pensaban...  Samantha  esconde  secretos,  secretos  sobre  su  vida,  sobre  la  vida  de  su hermano,  y  sobre  lo  que  sucedió  aquella  noche...  Sí,  ella  lo  sabe.  Y  saberlo  la  está  matando. Las  mentiras,  como dice  muchas veces,  te  destruyen.

Entre  Jay  y  Samantha  se  inicia  una  atracción  mutua.  Pero,  tanto  por  parte  de  uno como  por  parte  de  otro,  se  niegan  a  aceptar  lo  que  sienten.  Jay  cree  que  Sam  estaba enamorado  de  ella,  y  Samantha  cree...  Bueno,  no,  sabe  quién  era  Jay  para  su  hermano.  Jay mató a Sam, aunque no de  la  forma  en  la  que  todos  piensan...

Y  estas  dos  –  Samantha  y  Jay  –  son  las  perspectivas  en  las  que  se  narra  Siempre será  diciembre.  Os  prometo,  por  la  gloria  de  mi  padre,  que  estos  dos  personajes  se  van  ameter  en  vuestros  corazones  y  os  van  a  hacer  sangrar.  Podrás  conocer  sus sentimientos  y  pensamientos  de  primera  mano.  Y,  aunque  Sam  está  muerto,  también llegarás  a  conocer  genialmente  a  este  personaje:  un  chaval  contra  el  mundo,  antisistema, borde  y  medio  gilipollas:  pero  fiel  y  legal,  con  un  corazón  como  el  océano.  De  verdad  que Sam,  y  su  situación,   se  ha  ganado  un  asiento  en  el  palco  de  mi  alma  para siempre.

No  sé  muy  bien  cómo  catalogar  este  libro.  Por  la  pluma  de  las  autoras  –  sí,  son  dos,  y  es sencillamente   maravillosa   -,   diría   que   es  un  libro   feelgood.  Por  la  edad  de  los protagonistas  y  sus  reacciones,  diría  que  juvenil.  Y  por  el  aura  de  misterio  que  presenta, diría  que  es  un  thriller.

La  cuestión  es  que  te  sumerges  en  una  historia  en  la  que  nos  muestra  el  camino  hacia  la madurez,  la  aceptación  de  los  problemas  y  la  manera  de  afrontarlos  en determinadas  edades.  Ideal  para  mí,  que  tengo  dieciocho  y  mi  mente  –  y  mis  hormonas  – todavía  está  bastante  revolucionada.  Me  he  planteado,  durante  toda  su  lectura,  cómo actuaría  yo  ante  semejante  situación.  Tanto  en  la  piel  de  Jayden,  pleno  de inseguridad  y  de  duda,  como  en  la  de  Samantha,  llena  de  culpabilidad,  frustración  y  miedo. Son  esos  libros  los  que  te  hacen  reflexionar  los  que  merecen  la  pena.

Además,  mientras  lees  no  paras  de  plantearte  mil  hipótesis  sobre  la  muerte  de  Sam: ¿fue  Jayden?  ¿Fue  un  accidente?  ¿Fue  un  suicidio?  ¿Fue  una  persona  desconocida?  ¿Una ex  novia?  ¿Algún  familiar?  ¿Un  ajuste  de  cuentas?  Y  luego  llega  ese  final.  Un  final  que  te demuestra  que  la  verdad  la  has  tenido  SIEMPRE  ante  tus  ojos,  que  solo  tenías  que unir  las  piezas  del  puzle  para  conocerla.  Y  no  es  que  no  supieras  cómo  encajarlo:  en realidad  no  querías  hacerlo.

A  veces,  asumir  la  verdad  es  más  difícil  que  no  saberla.  Y,  por  ello,  surgen  las mentiras.  Mentiras  que  Samantha  monta  una  a  una  sobre  toda  la  historia,  para  despistarte.

En  definitiva,  recomendado  este  libro  a  todos  los  seres  humanos  en  la  Tierra  con  una  edad comprendida  entre  0  y  120  años.  Además,  es  el  ganador  del  Gran  Premio  Angular 2017.  ¿Necesitas  más  razones  para  leerlo?

lunes, 1 de mayo de 2017

#122 Saga True Blood - Charlaine Harris


Título: Saga True Blood (Los misterios de los vampiros del Sur)

  1. Muerto hasta el anochecer
  2. Vivir y morir en Dallas
  3. El club de los muertos
  4. Muerto para el mundo
  5. Más muerto que nunca
  6. Definitivamente muerta
  7. Todos juntos y muertos
  8. De muerto en peor
  9. Muerto y enterrado
  10. Muerto en familia
  11. El día del juicio mortal
  12. En punto muerto
  13. Muerto para siempre
Autora: Charlaine Harris
Año de publicación: 2009 a 2014
Número de páginas: unas 330 cada uno
Editorial: Punto de lectura
Género: paranormal, juvenil

Sinopsis:
En la serie Los misterios de los vampiros del sur, Harris desarrolla una historia donde los seres sobrenaturales son algo real. A partir del comienzo de la serie, los vampiros son públicamente reconocidos desde hace un par de años, desde el momento en que se dieron a conocer a través de la televisión en un coordinado evento. Otros seres sobrenaturales, como hombres lobo, cambiantes, etc., existen pero no se hace público hasta más tarde en la serie. Su historia tiene otro punto de vista más cerca a la del mundo real, en ocasiones la serie hace referencias a la cultura popular.

La serie está narrada en primera persona por Sookie Stackhouse. Ella es una camarera telépata y vive en la ciudad ficticia de Bon Temps, Luisiana

Valoración personal:
"Di la verdad y humilla al diablo; nos solía aconsejar."

He estado siguiendo esta serie durante muchos años. Siempre me han gustado los temas sobre vampiros, temas sobrenaturales,… Esta saga de libros tiene un poco de todo. Si lo que quieres es una historia compuesta por infinidad de seres sobrenaturales esta es la tuya.

Su lectura es amena; algo indispensable, creo yo, cuando tienes por delante trece libros. Obviamente unos son mejores que otros, pero bastante buenos en su mayoría. Creo recordar que solamente uno se me hizo un pelín pesado.

Nuestra protagonista, Sookie, tiene una personalidad un tanto difícil. Es verdad que si te pones en tu lugar no es nada fácil llevar una vida de telépata sencilla y tranquila. Imagino que lo hace lo mejor que puede. Es verdad que predomina un fuerte carácter que le ayudará a sobrevivir en este oscuro camino, no se deja intimidar fácilmente y consigue sobrellevar estoicamente muchos reveses que tiene esperando en su largo caminar. Lo que sí puede llegar a crear una especie de malestar literario es su rasgo bipolar de personalidad, sobre todo en cuestión de amores.

A lo largo de la serie tiene mil y un dimes y diretes sobre quién puede ser el gran amor de su vida o su definitivo compañero de viaje.

"Nunca había visto una cosa como esa. Primero un juicio, luego algunos asesinatos, luego baile. La vida sigue... o en este caso, la muerte continúa."

Para decidir tiene claro… ¿será un hombre lobo?, ¿será un vampiro?, ¿será un cambiante?, ¿será un hada?...

Con Sokiee nunca se sabe y menos en el mundo en el que se mueve. Su tranquila vida en casa de su abuela y en su trabajo de camarera no durará mucho. Se ve envuelta poco a poco, sobre todo por culpa del amor, en un mundo oscuro y secreto donde nadie es lo que parece ser.

Asesinatos, conspiraciones, secuestros, algo a lo que ningún ciudadano (que tenga doble naturaleza, claro está) de la pequeña localidad de Luisiana, Bon temps, esta acostumbrado.

Un aspecto que me encantó de esta serie es la extraña y variopinta variedad de personajes que se conocen en ella. En cada libro aparecen personajes nuevos, en su mayoría sobrenaturales, que van desarrollando la trama de la historia y digo yo, para remplazar a los que mueren. Qué sería de una buena serie de vampiros si no hay regulares y sangrientos asesinatos. Tenemos al primer amor: Bill, vampiro por supuesto. A su sheriff (es muy larga de redactar la inmensa jerarquía política vampira, pero quien se anime a leer esta serie la tendrá muy bien descrita conforme Sokiee la vaya descubriendo), un vampiro no poco agraciado, que ocasionará muchos dolores de cabeza a la relación amorosa de Sokiee y Bill. El hermano de Sokiee siempre dispuesto a dar lo mejor de sí, y no en el trabajo precisamente. Sam: dueño del bar donde trabaja Sokiee y muchos más que no quiero nombrar para que los descubráis quienes queráis animaros a conocerlos.

'Es mejor reinar en el infierno que servir en el paraíso.'

El éxito de esta serie, poco para el que se merece, llegó a plasmarse en televisión en la serie True Blood, sangre fresca, aunque me gustaron mucho más los libros. La serie omite muchas cosas y la mayoría de los personajes no les hacen justicia ni siquiera físicamente a los personajes. Dentro de todo eso no está del todo mal.

Puede gustarle a un gran número de lectores. Dicen que en la variedad está el gusto y precisamente es lo que la hace tan interesante, la variedad. Podemos decir que son novelas de terror, novelas un tanto eróticas puesto que no les falta ese puntito picante sin llegar a pasarse, novelas de misterio; siempre tiene algo que resolver entre manos. Llamémosle asesinato, secuestro, desaparición, ajuste de cuentas, rescates…

También tienen su buena parte de acción: las guerras entre vampiros y los demás seres sobrenaturales están a la orden del día y Sokiiee, sin ser lo uno ni lo otro, sino según su definición personal: una simple camarera, siempre estará en el centro  de la reyerta. Para que luego digan que ser telépata es una virtud. ¿Quién no ha soñado alguna vez con tener la capacidad de leer la mente de los demás? Pues ella ha deseado día sí y día también no haber nacido con ese “don”. Lo considera más bien una maldición aunque, con el tiempo, sus amigos vampiros llegarán a conseguir que le saque partido en vez de reprimirlo tanto, cosa que nadie puede reprocharle (la tenían como la loca del pueblo).

"...crecer no fue fácil para mí porque nadie comprendía por qué era diferente. La gente no te cree."

Una de las guerras que más me gustaron fue la que desembocaría en la batalla de brujas, vampiros y licántropos. Una de ellas, tenemos para elegir. El derrumbe de un hotel, en pleno día, lleno de vampiros, también es una escena de lo más interesante.

Hace poco que he terminado la serie completamente después de estar dos años sin poder continuarla desde la octava entrega, no los encontraba por ningún lado.

He preferido hacer una reseña conjunta de lo que es la serie en general, conocida mayormente como Los misterios de los vampiros del Sur. Lo contrario hubiera sido destripar demasiado de cada novela y anticiparos en lo que ocurre en cada una. Aunque sea una historia continua dentro de cada parte encontramos personajes nuevos e historias individuales. No, eso le quitaría demasiado mérito. También, obviamente porque sería demasiado larga, imaginaos trece libros. Hay uno aparte que se llama Una pizca de muerte, el cual por lo que tengo entendido es una especie de relatos de Sokiee, si lo leo dejaré posiblemente también la reseña.

Para todos aquellos que prefieran libros de fantasía y para los que no también, os recomiendo esta serie. Os aseguro más de una risa, un pasatiempo de lo mejor y una mejor visión sobre el mundo sobrenatural. Después de todo… quién sabe lo que pueden ser nuestros vecinos de al lado.


En este blog puedes encontrar...